ANPE Cantabria denuncia la falta de información y soluciones para el profesorado ante el cierre del desfiladero de la Hermida

ANPE Cantabria muestra su total rechazo a la falta de previsión, comunicación y coordinación entre las diferentes administraciones públicas, a la hora de afrontar el cierre parcial de la carretera del desfiladero de la Hermida.

Desde ANPE Cantabria entendemos perfectamente la necesidad de mejorar los accesos a la comarca, para garantizar la seguridad y mejorar el servicio. Sin embargo, lo que no podemos entender es que, ante una obra que se sabía que iba a generar muchas molestias a los vecinos, trabajadores y visitantes, y podría repercutir negativamente al servicio educativo prestado al alumnado, no se hayan tomado medidas adicionales para paliar dichas molestias.

Resulta increíble que la Consejería de Educación no haya previsto que los servicios educativos podrían verse afectados, ya que la una parte importante del profesorado que trabaja en los centros públicos de la comarca no reside en la misma. Estamos hablando de, aproximadamente, un centenar de docentes.

ANPE Cantabria ha podido conocer de primera mano el malestar generado por la falta de información de la Consejería hacía sus trabajadores, que no se ha preocupado de ponerse en contacto previamente con los centros educativos. Es más, en muchos casos, han sido los afectados los que han tenido que solicitar instrucciones a la propia Consejería.

ANPE Cantabria considera inaceptable que la Consejería de educación no haya informado a los trabajadores de las posibles alternativas para garantizar su asistencia al puesto de trabajo. Actualmente, las únicas opciones que tienen los docentes que trabajan en los centros educativos de la comarca (IES Jesús del Monasterio, CEPA de Potes, CRA de Liébana y CEIP Concepción Arenal) son residir temporalmente en la zona, con el perjuicio económico que ello conlleva, o utilizar la vía alternativa de acceso por la carretera comarcal CA-184; indudablemente, no parece lo más adecuado tener que realizar desplazamientos de varias horas por carreteras de montaña en pleno invierno.

En ANPE Cantabria creemos que la Consejería de Educación, como administración que es, debería haberse coordinado con el Ministerio de Fomento para organizar y garantizar el buen funcionamiento de los servicios públicos, para evitar situaciones que afectan directamente a los trabajadores y trabajadoras de la educación pública en la comarca. Hay casos en los que los docentes han tenido que alquilarse un alojamiento alternativo durante al menos un mes, dejando a sus familias en otros municipios. En otros casos, la CEPA por ejemplo, el profesorado termina su jornada laboral a las 21 horas ¿acaso se pretende que tengan que utilizar el itinerario alternativo, añadiendo más de una hora al trayecto habitual para llegar a su domicilio?.

Nos consta que la Consejería ha ofertado a algunos docentes la posibilidad de pernoctar en las instalaciones de la Escuela Hogar: ¿por qué no se le ha ofertado esa posibilidad al resto de docentes? Por otro lado, ¿no se podrían haber habilitado un mayor número de plazas de autobús, para que los funcionarios pudieran acceder a sus puestos de trabajo los días en los que hay cortes parciales de la carretera?.

Centro de preferencias de privacidad