ANPE Cantabria rechaza el anteproyecto de ley de presupuestos para 2019

En la reunión de la Mesa General de la Función Pública mantenida hoy viernes, la administración ha presentado a las organizaciones sindicales el borrador de presupuestos para Cantabria, del año 2019. Este presupuesto, en una nueva falta de respeto a las Organizaciones Sindicales, ya ha sido remitido al Parlamento y presentado en el mismo…

Para ANPE-FSES, en lo tocante a la educación pública, se trata de unos presupuestos claramente insuficientes, que no afrontan los retos ni las necesidades del sistema educativo. Si creemos y apostamos de verdad por la mejora de la calidad del sistema educativo, lo primero es apostar por el profesorado, mejorando sus condiciones de trabajo. Con estos presupuestos se aumenta solo un 2,3 % con respecto al año anterior (el aumento en capítulo 1, gastos correspondientes a personal, es de 6.572.796 €). Es decir, que nos podemos olvidar de disminución de ratios, disminución de jornada lectiva, aumento de apoyos, etc. Sirva como ejemplo que, con esa cantidad, se podrían contratar 164 profesores más (estimación media), y en Cantabria hay más de 300 centros educativos. Apenas 0,5 docentes más por centro. En resumen, una decepción total y absoluta.

El articulado que se nos facilita del anteproyecto de ley de presupuestos 2019 establece, entre otras medidas que no se podrán incrementar las retribuciones con respecto a las vigentes el 31 de diciembre de 2018. Estamos totalmente en contra, ya que la pérdida de poder adquisitivo de los docentes en los últimos años es más que evidente, las subidas experimentadas son claramente insuficientes y esta decisión atenta contra nuestra dignidad profesional. Cada vez se nos exige más, pero cada vez se nos paga menos.

Tampoco habrá aportaciones al plan de pensiones, ya que el Gobierno “no lo considera una prioridad”. “Agradecemos” al gobierno (este y los anteriores) y a algunas organizaciones sindicales que no nos subieran el sueldo en su momento, creando estos planes de pensiones, para después dejar de hacer aportaciones a los mismos. Muestra de un auténtico compromiso con los funcionarios, y la mejora de sus condiciones laborales…

El “aumento” con respecto a las retribuciones de 2018 es claramente insuficiente, y además, se sigue perpetuando el agravio y el “insulto” de seguir sin percibir las pagas extraordinarias completas, derecho del que los funcionarios públicos pudimos disfrutar una única vez, en el año 2011.

El anteproyecto impide que ningún pacto sindical apruebe aumento de retribuciones. Estamos totalmente en contra de esta decisión. La administración ya no se corta lo más mínimo: aun en el supuesto de que la situación económica (eterna excusa) fuese más positiva, se nos impide directamente negociar mejoras. Ademas, se impide el incremento de indemnizaciones. Seguimos penalizando a los trabajadores públicos.

A pesar de que estos límites vienen impuestos por normativa básica estatal, dado que estamos en desacuerdo con esa normativa, no podemos estar a favor de sus repercusiones a nivel autonómico. Pedimos que nuestra administración haga el esfuerzo posible para cambiar esta situación.

También solicitamos que se habilite un sistema, para que los interinos que son contratados a mitad de mes, no tengan que esperar hasta la finalización del siguiente mes para poder cobrar. En algunos casos se han producido desfases de casi dos meses en los que un interino ha estado sin cobrar. Hoy en día no debería haber ningún problema técnico para poder pagar a primeros del mes siguiente a personas que se incorporan con el mes en curso iniciado.

El único punto positivo de este anteproyecto, para ANPE Cantabria, es que se permiten los anticipos en nómina. Medida positiva de la cual, lógicamente, nos alegramos.

ANPE-FSES exige al gobierno de Cantabria que se implique de verdad con los funcionarios y apueste por los servicios públicos.