ANPE y SATSE consideran indispensable la figura del Servicio de Enfermería Escolar, en los centros educativos de Cantabria

— Descarga aquí el cartel de la campaña, para colocarlo en tu centro —


La figura de la enfermera o enfermero escolar, existe en distintos países de Europa donde ya ha demostrado su éxito.

El Sindicato de Anpe Cantabria, junto con el sindicato de enfermería SATSE, han solicitado una vez más a la Administración, la necesidad de incorporar en las plantillas de los centros educativos de Cantabria un profesional de la enfermería, para formar y asistir sanitariamente a los escolares de la región.

La ausencia de enfermeras y enfermeros en los centros escolares está generando graves problemas de desigualdad entre el alumnado ya que, en la actualidad, los docentes se están viendo obligados a atender necesidades de salud especiales, a pesar de no estar dentro de sus competencias. Esta situación puede perjudicar la escolarización de niños con enfermedades crónicas (diabetes, epilepsia…), por no contar con personal formado para atenderlos correctamente.

Además, ambos sindicatos consideran que la presencia de una enfermera en los centros es fundamental para ofrecer una buena educación en salud a los jóvenes cántabros, que les ofrezcan las pautas y las herramientas necesarias para evitar hábitos como la drogadicción, el tabaquismo o los trastornos alimenticios, entre otros. “La inclusión de una enfermera escolar en las plantillas de los centros educativos no supone un gasto sino un ahorro a largo plazo y una inversión en la salud del futuro afirma Rus Trueba, Presidenta del Sindicato Anpe, quien añadeno podemos tolerar que sigan existiendo desigualdades en el derecho de los padres a la elección de un centro para niños con necesidades específicas o que este derecho se vea afectado por la presencia o no de personal formado para administrar o tratar estas necesidades

ANPE Cantabria considera que este modelo existe en distintos países de Europa y está resultado un éxito en la formación, asistencia, prevención, detección de problemas de salud, información sobre sexualidad e integración de alumnos con discapacidades o enfermedades crónicas. La figura del enfermero o la enfermera escolar, está demostrando unos excelentes resultados en los centros en los que se ha implantado, favoreciendo la educación de hábitos saludables, asistencia en caso de accidente y cuidado de niños con enfermedades especiales. Además, la adquisición de hábitos de vida saludables en edades tempranas, conlleva la reducción de riesgos de tener enfermedades futuras, con el consiguiente beneficio para la salud de la persona y el ahorro para el sistema sanitario. ANPE solicitará la inclusión del Servicio de Enfermería Escolar, en mesa sectorial.

ANPE considera que es preciso atender el bienestar físico, mental y social de la comunidad educativa en el centro y dentro del horario escolar y por ello están solicitando la inclusión de esta figura en los centros escolares de toda España.