Hachazo al baremo de oposiciones y listas de interinos

El Director General se enroca en su postura intransigente, e implanta un baremo de oposiciones en contra de la Junta de Personal Docente. Los representantes de los docentes han solicitado una entrevista urgente con el Consejero, para tratar de reconducir este importante tema.

ANPE Cantabria quiere mostrar su frontal rechazo ante esta actitud intransigente y con tics autoritarios, por parte de los responsables de la Consejería de Educación.

En opinión de ANPE, desde el primer momento la intención de la Consejería ha sido eliminar los cursos de formación permanente del profesorado, del baremo de oposiciones y de listas de interinos. Si no lo ha hecho, ha sido por la presión que hemos ejercido los sindicatos. ANPE Cantabria se ha mostrado especialmente beligerante en este sentido, dado el alto grado de rechazo que esta medida ha generado entre los colectivos afectados.

Durante el duro proceso de negociación, la Consejería ha exigido que hubiera acuerdo sindical para aceptar las modificaciones.

Pues bien, dicho acuerdo ha llegado por unanimidad. Todas las organizaciones sindicales hemos hecho un esfuerzo negociador, y hemos pactado un modelo de baremo que conjugaba de manera equilibrada la experiencia docente, formación académica, formación permanente y notas de los exámenes. Sin embargo, parece ser que esta propuesta tampoco le vale a la Consejería de Educación: su único interés es reducir el peso de la formación permanente del profesorado. Es el único punto que quieren modificar, y de hecho lo van a hacer en contra del criterio de todos los sindicatos y de la inmensa mayoría de los afectados.

La Consejería pretende ocultar esta imposición disfrazándola de negociación, cuando no ha sido así. El único interés de los actuales responsables ha sido eliminar y/o reducir el peso de la formación permanente, y eso es lo que pretenden hacer.

ANPE Cantabria considera inaceptable que la propia Consejería desprestigie de esta manera la propia formación que se imparte en los centros o desde los Centros de Formación del Profesorado. Con esta decisión se está animando a gran parte del profesorado a dejar la formación permanente, ya que mientras sean interinos no les servirá para nada.