MESA GENERAL – Sólo se aplicarán las mejoras obligatorias, y se eliminan los cuatro días por enfermedad sin baja médica

En la reunión de la Mesa General de Negociación de la la Administración de Cantabria celebrada hoy, ANPE-FSES no ha firmado el ACUERDO PARA LA MEJORA DE LA CALIDAD DEL EMPLEO PÚBLICO Y DE LAS CONDICIONES DE TRABAJO DEL PERSONAL AL SERVICIO DE LA ADMINISTRACIÓN DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CANTABRIA.

En este acuerdo se concretan algunas medidas puestas en marcha por varias normas estatales. Estas medidas son de obligada aplicación, por lo que el Gobierno de Cantabria no concede nada a lo que no estuviera obligado. No es cierto que, como afirmas otros Sindicatos, si no se firma este acuerdo, se pierdan derechos o no se vayan a aplicar estas medidas…

Firmar este acuerdo supone un retroceso importante en nuestros derechos ya que, a cambio de estas medidas que debían aplicarse si o si:

  • Se eliminan los cuatro días por curso, para enfermedades sin baja médica. Estos días son de gran utilidad tanto para los docentes (expuestos profesionalmente a gran cantidad de enfermedades infecciosas, sobre todo respiratorias, que no suelen precisar baja médica), como para los centros (limitando las ausencias del profesorado al mínimo imprescindible, y aligerando burocracia).
  • No se amplía el permiso por paternidad más allá de las cinco semanas a las que obliga la ley, lo cual es perfectamente posible, y  supondría un paso adelante en la conciliación e igualdad, que ANPE-FSES reclama hace tiempo.
  • Se acuerda implantar, en prácticamente toda la Administración regional, la jornada de 35 horas semanales… dejando fuera a los docentes y otros colectivos, en los que se mantienen las 37,5 horas semanales…
  • Se crea la posibilidad de dedicar hasta el 5% de la jornada anual para el cuidado de familiares enfermos y otras tareas de conciliación. Estas horas deben recuperarse, pero el Gobierno se niega a concretar cómo, con lo que puede ser peor el remedio que la enfermedad
  • No se revierten el resto de recortes y derechos perdidos a causa de la nefasta Ley 2/2012, como ANPE-FSES reclama permanentemente.


Estos puntos son irrenunciables para ANPE-FSES, por lo que no hemos firmado el acuerdo, que finalmente se aplicará (a partir del 1 de noviembre) como sigue:

  • Incapacidad temporal
    • Bajas médicas:
      • Se pasará a percibir lar retribuciones íntegras desde el primer día de baja médica, independientemente de la causa de la misma. Es decir: desaparecen los descuentos por enfermar, una reivindicación que ANPE-FSES ha abanderado desde su instauración [1], [2], [3],…
      • Permanece la obligación de justificar todas las ausencias, por el motivo que sean.
    • Cuatro días de ausencia sin baja médica:
      • Desaparecen.

  • Incremento retributivo
    • En el trienio 2018-2020, nuestras retribuciones se incrementarán un 8,79%, o en su caso, la subida máxima que se establezca en la legislación básica estatal.
    • De ese porcentaje, este año ya se ha incrementado un 1,75%.
    • Adicionalmente, la masa salarial se incrementará (falta por concretarse en Mesa Sectorial) entre 2018 y 2021 un 1,35%, de la siguiente manera:
      • Año 2018: 0,20% de la masa salarial.
      • Año 2019: 0,25% de la masa salarial. Este porcentaje se  incrementará en un 0,05% adicional en situación de superávit presupuestario en el ejercicio 2018.
      • Año 2020: incremento del 0,30% de la masa salarial.
      • Año 2021: incremento del 0,55%, de la masa salarial, si se cumple el objetivo de déficit en 2020.

  • Ofertas de empleo público:
    • Ordinarias:
      • Se aplicará una tasa de reposición del 100%.
      • Se incrementará ese número un 8% adicional, con la intención de crear empleo neto.
    • Estabilización de empleo temporal:
      • Se aplicarán los máximos legales que permita la normativa estatal con la intención de reducir el empleo temporal al 8%.

  • Conciliación de la vida personal y familiar
    • El permiso por paternidad se fija cinco semanas, ampliables en dos días más por cada hijo a partir del segundo.
    • Se podrán dedicar hasta el 5% de la jornada anual al cuidado, atención, necesidades y enfermedad de personas mayores, personas discapacitadas, hijos, y familiares hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, así como para otras necesidades relacionadas con la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, debidamente justificadas.
    • Estas horas deberán ser recuperadas… pero no se concreta como…
    • Se avanza así en esta reivindicación de ANPE-FSES, y deberá negociarse en la Mesa Sectorial de Educación, a fin de concretar su aplicación a los docentes.

Download the PDF file .