Medidas de ANPE para mejorar la convivencia


 

Desde la perspectiva de los profesores


 

  • Unión de todo el profesorado, sin fisuras, a la hora de abordar este problema.

  • Elaboración de Reglamentos de Régimen Interno, operativos, prácticos, sencillos de difundir, consensuados entre toda la Comunidad Educativa.

  • Labores de prevención con informaciones concretas sobre los historiales y expedientes de alumnos conflictivos en casos de traslado a otro centro.

  • Establecimiento en los Centros educativos de planes de prevención sobre conflictividad y violencia escolar.

  • Creación del Comité de Conflictos, de intervención rápida, compuesto por el Jefe de Estudios y dos profesores.

  • Implicación de todo el Claustro en caso de conflictos.

  • Inclusión en la Programación General de Aula de campañas antiviolencia.

  • Intervención de profesorado especialista. Creación de nuevos perfiles del profesorado.

  • Formación sobre autoestima y confianza.

  • Formación especializada para mejorar la intervención con alumnos conflictivos. Prevención y tratamiento.

  • Trabajo cooperativo.

  • Aprender las técnicas adecuadas y entrenarse para aplicarlas correctamente.

  • Formación del profesorado en la gestión de conflictos y la mediación en el ámbito educativo como propuesta alternativa.

  • Mayores facultades delegadas para asignar las sanciones o las correcciones más adecuadas.

  • Enfoque de las situaciones de conflicto objetivamente, sin implicar los sentimientos.

  • Resolver los problemas en cuanto aparezcan.

  • Incrementar la vigilancia y los controles de los alumnos mediante la actuación de los profesores tutores en los diversos escenarios de los centros -patios de recreo, comedores, etc.

  • Ayuda de la policía en las entradas y en las proximidades de los colegios e institutos.

  • Fomentar desde edades tempranas la educación en valores éticos y morales, de manera que favorezcan la formación de niños y adolescentes en el respeto y la tolerancia.


Desde la perspectiva de los Alumnos


 

  • Inclusión en el Currículo del Plan de Acción Tutorial para trabajarlo en el aula.

  • Orientación personal de cada alumno en un ambiente de confianza, sinceridad y libertad responsable.

  • Desarrollo de Campañas Antiviolencia en todos los centros.

  • Atención personal al alumno que padece las situaciones violentas.

  • Motivación y aumento de la autoestima de los alumnos conflictivos.

  • Un currículo diversificado para alumnos carentes de motivación, y conflictivos, con más asignaturas prácticas, con grupos más flexibles y con menor ratio alumno profesor.

  • Intervención de personal especializado (psicólogos, asistentes sociales, etc.).

  • Medidas correctoras inmediatas ante cualquier actitud agresiva o violenta.

  • Potenciación e intensificación de la Educación en Valores y práctica de la participación democrática.

  • Fomento de hábitos de vida saludables. No al consumo de alcohol, tabaco y de drogas.

  • Desarrollo de habilidades de autorregulación y autocontrol.


Desde la perspectiva de los padres


  • Dar modelos positivos: Mantener unas buenas relaciones familiares y resolver amigablemente los conflictos sin aceptar la violencia.

  • Ejercicio de la autoridad que les corresponde en el proceso de educación y de formación de los hijos.

  • Definir unas normas de convivencia claras y consistentes explicándoles qué está permitido y qué no lo está, dando los argumentos necesarios.

  • Una actitud positiva en relación con sus hijos: Mayor atención y disponibilidad y mayor aceptación de sus actitudes personales.

  • Fomento de la no‑violencia. No permitir que provoque a los compañeros.

  • Cooperación activa y conjunta de padres y profesores en casos de agresividad.

  • Colaboración entre colegio y familias en todo el proceso de enseñanza aprendizaje.

  • Apoyo al centro y al profesorado. No desautorizar al profesorado delante de los hijos.

  • Desarrollo de valores democráticos como el respeto y la tolerancia en el ambiente familiar.

  • Creación en la comunidad educativa del voluntariado de padres / madres para apoyar a aquellos alumnos “huérfanos” dentro del ambiente familiar.

  • Denuncia de cualquier situación de violencia o acoso en el entorno escolar.

  • Enseñar a los hijos a ser los protagonistas en la búsqueda de soluciones.

  • Colaborar en la construcción de valores basados en el esfuerzo personal como la perseverancia, la constancia, la voluntad.

  • Cuidar su crecimiento emocional, enseñándoles a expresar sentimientos, a saber ponerse en el lugar del otro y de entender sus sentimientos, a controlarse emocionalmente.

  • Impedir que los hijos accedan a contenidos de la TV, los videojuegos e Internet inadecuados a su edad, ofreciéndoles alternativas.

  • Evitar la sobreprotección para sus hijos.

  • Mayor interés de los padres por las funciones que le corresponden en el espacio educativo.

  • Revalorización de los centros escolares como lugares de enseñanza y  de formación.


Desde la perspectiva de la Administración


  • Resolver el problema de la pérdida de autoridad de los docentes.

  • Provocar urgentemente la búsqueda de soluciones a la violencia escolar.

  • Desarrollo de campañas de dignificación del trabajo docente que devuelva al profesorado la autoestima y reconozcan la importancia de su trabajo.

  • Mejores condiciones para la intervención sobre el fenómeno de la violencia. Dotar al profesorado de herramientas para trabajar la gestión de las emociones y la prevención de los conflictos.

  • Creación de Comisiones Disciplinarias operativas, con competencias para tomar acciones correctivas inmediatas ante aquellas conductas que degraden la convivencia escolar o la dignidad del profesor.

  • Creación del perfil de asesor para la Educación sobre la conflictividad.

  • Creación del nuevo perfil de expertos mediadores para la resolución de conflictos en los centros.

  • Mejores políticas disciplinarias e impulso de cambios legales.
  • Proponemos modificar urgentemente la normativa sobre derechos y deberes, que debe contemplar:
  • El derecho a enseñar y aprender en un clima de respeto mutuo.

    • El reconocimiento del profesor como autoridad pública en el ejercicio de su función.

    • Los Derechos y Deberes de los profesores y de los padres.

    • La revisión de los actuales Deberes de los alumnos.

    • Un nuevo sistema sancionador ágil, inmediato y desburocratizado, a cargo del profesorado.

    • La tipificación explícita de  conductas graves.

    • En los casos graves, suspensión inmediata de asistencia a clase.

    • La protección y atención preferente a las víctimas de violencia y  acoso escolar.

    • La creación de “Aulas de Atención Individualizada para la Mejora de la Convivencia”

    • La consideración del acoso escolar como delito en la Ley del Menor.

    • La restitución inmediata de los daños causados o, en su caso, la suspensión de las ayudas públicas.

    • Una implicación absoluta de la Administración Educativa en la mejora del clima escolar.

    • Elaboración del Estatuto del Profesorado.

    • Más funciones al Claustro de Profesores.

    • Mejora de las condiciones de trabajo del profesorado en las escuelas e institutos.

    • Asignación de horario dedicado exclusivamente a la tutoría en todos los niveles educativos.

    • Dotación de Departamentos de Orientación a todos los centros.

    • Incremento del número de profesores de apoyo.

    • Descenso de la ratio del aula para evitar la excesiva heterogeneidad.

    • Mayor autoridad y capacidad de toma de decisiones de los directores de Centros educativos.

    • Distribución de los alumnos conflictivos a través de una comisión de escolarización.

    • Apoyo psicológico, legal y administrativo a profesores y alumnos agredidos.

    • Reforma del Código Penal para las agresiones de alumnos y de sus padres.

    • Inspectores especialistas en conflictividad escolar.

    • Campañas de mentalización social sobre el grave problema de la violencia escolar.

    • Fomento de la colaboración con los centros educativos de los trabajadores sociales, la policía local, los monitores de calle y los servicios de prevención de drogodependencia.

    • Potenciación de la colaboración en las relaciones interpersonales.

    • Puesta en marcha de estrategias atractivas de educación y de formación para los alumnos.

    • Programas de apoyo, refuerzo y tutoría.

    • Fomento de políticas sociales de desarrollo familiar.

    • Establecimiento de protocolos de intervención con padres y profesores que les capaciten para actuar ante cualquier conducta disruptiva.

    • Desarrollo de políticas educativas para reducir el absentismo escolar.

    • Cursos de formación para padres.

    • Talleres de Educación en Valores.

    • Orientadores familiares para hogares desestructurados. Actuaciones de Servicios Sociales.


Desde la perspectiva de los Centros educativos


  • Fomento de la tutoría y la relación y coordinación entre los colegios y los padres.

  • Orientación personal y profesional a los alumnos, facilitándoles la formación del pensamiento y la acción de ciudadano.

  • Fomento de la igualdad de derechos entre los sexos, rechazo a todo tipo de discriminación

  • Autonomía pedagógica de los Centros

  • Potenciar valores tales como el rigor, el esfuerzo y la exigencia.

  • Mejorar las condiciones de aprendizaje de los alumnos.

  • Educar en los valores con primacía en la vida escolar y social como son la libertad, la igualdad, la solidaridad, el respeto, la cooperación, la tolerancia, la resolución  pacífica de los conflictos y el diálogo

  • Medidas para facilitar la integración de alumnos procedentes de zonas marginales y de la inmigración.

  • Mantener un buen nivel de comunicación y de participación entre todos los sectores de la comunidad educativa.

  • Implicar a las familias, y la comunidad que les rodea, en mayor medida con la Educación.

  • Búsqueda del consenso de toda la comunidad educativa para establecer las medidas que permitan acabar con los problemas de orden y disciplina.

  • Contemplar en el currículum el trato sistemático de la educación socio-emocional, la competencia social, la resolución de conflictos, la mediación, etc.

  • Amplia oferta de actividades extraescolares con mayores recursos humanos, tecnológicos y económicos

  • Mejorar el ecosistema de los centros, creando un espacio para  compartir el tiempo de ocio, realizar trabajos personales… De esta manera, se asegurarían contactos más informales y se mejorarían las relaciones interpersonales

  • Intensificar el control de las zonas de riesgo como son los patios de recreo, el comedor, los cambios de clase, los pasillos…


Desde la perspectiva de los Medios de Comunicación


  • Dignificación de la labor del profesor.

  • Campañas de sensibilización antiviolencia a través de Prensa escrita, Radio y Televisión.

  • Reforma de la legislación sobre programación televisiva y juguetes educativos.

  • Establecer medidas, consensuadas, entre todos los agentes sociales, para frenar la violencia social.

  • Puesta en marcha en todo el Estado de un Plan de Convivencia nacional.

  • Evitar la exaltación de la violencia.